Cuando tú no estás aquí.

Hoy vuelvo a pasar la mañana fuera de casa, y si, lo agradezco. Bastante tiempo voy a pasar este fin de semana encerrada en mi habitación para poder repasar toda la materia que me entra el lunes en el examen de inglés.

Como ya sabéis, me gusta muchísimo el post de los viernes, y siempre acabo inspirándome en algún punto de ellos para mis looks diarios, ya sea en el maquillaje, el peinado... o una simple combinación de colores.

Como hoy voy a ir de tiendas con una amiga, quiero inspirarme un poco antes, y así igual encuentro algo que de otra manera no me habría llamado tanto la atención. Así que... nada mejor que las mejor vestidas de la semana.

Espero que os guste.

Voy a empezar con los tres estilismos de los Oscar que más me gustaron:


Anne Hathaway eligió un vestido rosa de Prada y joyas de Tiffany & Co.




Amy Adams fue una de mis favoritas al acudir con este voluminoso vestido plateado de Oscar de la Renta y joyas de Moa.



Naomi Watts se decantó por un vestido metálico de Armani Privé.




Horas más tarde se celebraba la segunda alfombra roja más importante de esta época del año, la de la fiesta post-Oscar de Vanity Fair, donde pudimos ver a numerosas celebrities. Algunas acudieron a la entrega de premios, pero otras se reservaron para este segundo acontecimiento de la noche.

Jennifer Lawrence cambió su Dior por este Calvin Klein Collection que combinó con zapatos de Brian Atwood y joyas de Shay. Su mejor complemento fue su Oscar como Mejor Actriz.



Otra que no se separó de su Oscar (en este caso como Mejor Actriz de Reparto) fue Anne Hathaway, y lo lució con este vestido de color topo y detalles de paillettes dorados en el escote. Esa noche estaba espectacular.



Diane Kruger se pasó por la fiesta de Vanity Fair con un diseño de la colección primavera verano 2013 de Alta Costura de Giambattista Valli.



Kate Bosworth estaba impecable con un minivestido de encaje bordado de Giambattista Valli Alta Costura.



Lo reconozco, muchas otras de las asistentes a esta fiesta o a los Oscar podían entrar en esta lista, pero seguramente se convertiría en uno de mis posts más largos, y prefiero reservarme para otros momentos.